Tráeme la noche

A veces no hay que esperar la noche para que salga la luna, sin embargo los momentos más interesantes suelen convivir con la mezcla de luz y obscuridad.

Recuerdos de toda la vida y la emoción de que conectarme con quien amo al verla al mismo tiempo sin importar donde estemos.

Advertisements
%d bloggers like this: